martes, 13 de julio de 2010

AVIDEZ


Con la avidez de la piel
intransitada,
con las manos repletas
de ternura,
así como el sediento
espera el agua,
te espero.

Te pienso en horas
que le robo al sueño,
invento para vos
nombres inéditos,
mientras la noche
con perenne rueda
desgrana este silencio.

Desoigo el grito
del reloj inapelable,
ignoro el tiempo
acorralado en el espejo,
me adorno
con luciérnagas doradas,
me aromo a primavera.

Ruego a mi noche eterna
que me huelas,
me intuyas,
me descubras
y me elijas.

                                  Julia Cerles

6 comentarios:

  1. Deslumbrante. Tus poemas siempre lindísimos.

    Un abrazo muy fuerte. Soco

    ResponderEliminar
  2. Precioso Julia, aún en la espera.
    Y me gusta mucho además que pongas tus fotos.
    Un abrazo
    Silva

    ResponderEliminar
  3. El maravilloso rito de la preparación, esa magia que produce la espera con esperanza; que hace que se inventen y piensen tantas cosas, de cómo ser aún más feliz, cuando llegue ese momento de ser elegida. Muy bello, me da una idea de muchas cosas este poema, no sólo algo amoroso, sino de vida. Es especial.

    Besos, Anouna

    ResponderEliminar
  4. Qué bonito poema, Julia. Sencillo y dulce, lleno de amor y de esperanza. Me gustó mucho.
    La chica de la foto está fantástica! :D
    Un abrazo
    Conchi

    ResponderEliminar
  5. Julia Cerles, para el amante la espera se hace siempre larga, penosa, y a la vez llena de esperanza, esperando la llegada de quien tanto anhela

    La niña vuela
    Buscando los cielos
    De quien anhela

    Abrazo sincero

    M. Ángel

    ResponderEliminar
  6. Es hermoso Julia. Un texto muy sentido.

    ResponderEliminar